Si volar te pone nervioso, pasar por una situación como esta, te aterrorizará

En julio de 2015, Chris Karadimas de 57 años de edad, no tuvo mejor idea que tocar indebidamente a una mujer que iba sentada a su lado en un vuelo de Delta Airlines de Atenas a Nueva York.

Una vez reportado el problema, el hombre fue acusado de contacto sexual inadecuado y asalto simple por tocar la cara y los pechos de la mujer, pero él, en su defensa, afirma que su apnea del sueño fue la culpable.

Se supone que entró en un estado de confusión al estar parcialmente despierto después de tomar Tylenol PM antes del vuelo y beber dos vasos de whisky, después de lo cual él dice que se quedó dormido. 

Por desgracia, este no es el único incidente perturbador de asalto sexual durante un vuelo.

En junio de 2016, el pequeño Mackenzie Miller de 13 años tuvo que soportar el asalto sexual a manos del hombre sentado a su lado. Lamentablemente la persona que debía acompañar al niño, uno de los trabajadores de American Airlines, tardó más de 30 minutos en reportar el problema.


Ese mismo mes, Jesse Salas de 23 años fue detenido por abusar de una pequeña de 16 años de edad, según el reporte él estuvo sentado junto a la niña y agarró repetidamente sus muslos mientras estaba durmiendo en un vuelo de Alaska Airlines desde Portland, Oregon, a Anchorage, Alaska.


Otro incidente similar se produjo en un vuelo nocturno de Virgin America de Los Ángeles a Newark, Nueva Jersey, en julio de 2016, se trató de un hombre que quiso aprovechar de una mujer mientras dormía, en cuanto ella se dio cuenta, el agresor se ofreció a comprarle bebidas para compensar la molestia.

Dado que el peligro es latente, lo mejor que se puede hacer es denunciar cualquier tipo de agresión o falta de respeto y solicitar que el agresor sea detenido en cuanto el avión llegue a tierra.


¿Te pareció interesante? comparte la información, para que otros sepan cómo afrontar este tipo de situaciones.


EmoticonEmoticon