Las muertes más curiosas y absurdas de la historia

La muerte normalmente no debe ser algo gracioso, ya que todos de una u otra manera le tememos y no debemos tomarla a la ligera, sin embargo, a veces las personas mueren de maneras tan inusuales y curiosas, que queda la duda de si son absurdas o divertidas.

A continuación te presentamos algunas de las muertes más hilarantes, con las que lejos de sentir pena, no podrás dejar de sorprenderte, en casos reír y en otros renegar, incluso teniendo en cuenta las circunstancias terribles en las que sucedieron.

Durante el último caso de Clemente Vallandigham como abogado, él demostró cómo una víctima no fue asesinada, sino que murió accidentalmente mientras manipulaba su arma, el problema fue que al hacerlo, el abogado también se disparó accidentalmente durante la recreación y murió.

Las muertes más curiosas y divertidas de la historia

En 1988, un hombre llamado Mel Ignatow mató a una mujer sobre una mesa de cristal, su condena fue bastante benigna, él sólo tenía que pasar 10 años en prisión, sin embargo existe un dicho muy acertado que dice: El que a hierro mata... a hierro muere, quizás por eso un día se tropezó y cayó sobre su mesa de cristal, las heridas sufridas fueron tan graves, que murió.

Las muertes más curiosas y divertidas de la historia

El general John Sedgwick estuvo reprendiendo a sus hombres, les decía que eran unos cobardes ya que huían de las balas disparadas contra ellos desde 1000 yardas de distancia. "Una bala disparada a esa distancia no podría herir ni a un elefante", no terminó de decirlo, cuando un francotirador le disparó en el ojo... y lo mató.

Las muertes más curiosas y divertidas de la historia

Jasper Newman "Jack" Daniel es conocido por su popular whisky de Tennessee, murió a causa de un dedo del pie infectado, esto sucedió después de patear una caja fuerte supuestamente llena de toda la materia prima necesaria para producir el whisky.

Las muertes más curiosas y divertidas de la historia

Jimi Heselden, propietario de la empresa Segway, fabricantes de vehículos ligeros eléctricos de dos llantas, murió apenas 9 meses después de comprar la compañía, justamente probaba uno de los vehículos cuando cayó a un acantilado de 80 pies, lo que provocó su muerte.

Las muertes más curiosas y divertidas de la historia

En 1985, los salvavidas de una piscina en Nueva Orleans hicieron una fiesta para celebrar el hecho de que nadie había muerto en el agua durante ese verano, sin embargo y pese a que habían cerca de 200 socorristas, un hombre se las arregló para ahogarse en el lugar.

Las muertes más curiosas y divertidas de la historia

Un hombre de Washington llamado Kenneth Pinyan murió al tratar de tener relaciones sexuales con un caballo. Imagina qué pasó.

Las muertes más curiosas y divertidas de la historia

Allan Pinkerton, el hombre que frustró un intento de asesinato de Abraham Lincoln y capturó a Jesse James, murió luego de morder su propia lengua, ya que no pudo contra la infección que este accidente le causó. ¿Quién pensaría que su mayor enemigo estaría tan cerca?... en su propia boca.

Las muertes más curiosas y divertidas de la historia

Michael Anderson era un asesino condenado a morir en la silla eléctrica, sin embargo logró convencer a los miembros del jurado para reducir su condena. Un día, mientras se sentaba en su inodoro de metal en su celda y arreglaba su televisión, su sentencia original fue cumplida y murió electrocutado.

Las muertes más curiosas y divertidas de la historia
qualitybath

Bobby Leach, se hizo famoso y conocido por descender con éxito la caída de 180 pies de las cataratas del Niágara, sin embargo, nadie pensaría que tiempo después tendría una caída a 4 pies del suelo debido a que pisó una cáscara de naranja. A causa de la caída se rompió la pierna, que tuvo que ser amputada, poco tiempo después murió por las complicaciones.

Las muertes más curiosas y divertidas de la historia

No cabe duda que cada vez que se recuerde o se relate la muerte de estas personas, los oyentes se sorprenderán por lo curioso y absurdo de las causas de sus decesos.


EmoticonEmoticon